Lo particular del hecho es que se ganaron la lotería luego de encontrar un boleto que había quedado olvidado en un libro durante meses, dijo este miércoles la organización Loto-Quebec.

Nicole Pedneault y Roger Larocque solo se dieron cuenta el fin de semana pasado de que tenían un boleto ganador de un sorteo del 5 de abril de 2018.

Mientras revisaba un libro sobre Japón para ayudar a su nieto con un proyecto escolar, Pedneault notó que algo había caído de las páginas.

Era un boleto de lotería que la pareja había comprado el año pasado por el Día de San Valentín.

“Si mi nieto no me hubiera pedido que le diera algunas cosas para su presentación, nunca hubiese encontrado el boleto”, dijo Pedneault.

“Lo primero que hice cuando encontré el boleto en el libro fue mirar la fecha límite para reclamar ganancias en el sitio web de Loto-Quebec”, dijo.

El boleto seguía siendo válido, pero no por mucho tiempo: solo hasta el viernes.

“Fue por casualidad que lo encontramos en el último minuto de esa forma”, dijo la ganadora mientras reclamaba su cheque.

AFP