Así lo explicó su director José Andrés Romero, en una entrevista con el diario El Tiempo, en la que reveló que buscará el préstamo con el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

“Queremos tener gente preparada técnicamente y comprometida con la Dian. El segundo es la transformación tecnológica; sistemas que sean confiables, que den total seguridad sobre dos procesos para el control a cualquier tipo de evasión y el bloqueo interno a cualquier tentación de corrupción”, dijo el funcionario al medio.

Además, el director detalló que de los cerca de 10.000 empleados que laboran en la Dian, actualmente el 40 % (4.000) está en edad de retiro y pensión, razón por la que se contratarán nuevas generaciones.

Con todas estas reformas y cambios, la Dian pretende aumentar su capacidad de recaudo en unos 30 billones de pesos al año.

Vale recordar que en el caso de corrupción al interior de la entidad en Buenaventura, en el que participó el funcionario Ómar Ambuila, pudo evitarse porque la misma Dian lo había investigado en el año 2007 por dejar entrar mercancía de contrabando por el puerto, sin embargo fue absuelto por dudas y falta de pruebas en la investigación, como lo informó El Espectador.

Doce años después, se conoció que Ambulia mantenía una red de corrupción que permitía ingreso de contrabando a cambio de pagos irregulares.