El café, como el vino, se diferencia por las características de sabor y aroma. Esta empresa cuenta con una gama amplia de sabores a frutas, frutos rojos, néctares, chocolate, canela, entre otros, que se perciben en las tasas de café y “vienen de las regiones específicas en Colombia donde se encuentran los cafés más exóticos”, dijo Juan Pablo Campos, gerente general de la compañía.

Estos lugares de producción se encuentran en Tolima, Cauca, Huila y Nariño y, desde allí, sale el café para exportar a otros países de la región y de otros continentes.

Por ejemplo, Campos proyectó que este año exportará 60 mil sacos de 70 kilogramos, es decir, cerca de 4.500 toneladas de café orgánico a diferentes partes del mundo.

Ante la más reciente crisis del precio del café, Campos mencionó que con su modelo de negocio de ‘Empresa B’ o Empresa de Beneficios de Interés Colectivo, que fija sus objetivos corporativos para producir impacto positivo a nivel social y ambiental, el sector podrá fortalecer su presencia y dinamismo a nivel nacional e internacional.

“Nuestras cápsulas para las máquinas Nespresso son biodegradables y compostables, eliminando la contaminación que preocupa a los consumidores”, explicó el gerente.

Finalmente, Campos señaló que Colombia puede ser uno de los países potencia en materia de café especializado pues, según él, la nación ocupa el puesto número 15 en el mundo en esta gama.