En declaraciones a los medios de Fifa, el actual entrenador del Al-Sadd de Catar reconoció que para él es una meta llegar a la dirección técnica del elenco azulgrana.

“Ahora estoy muy bien en el mejor club de Catar y a partir de ahí vamos a ver lo que depara el futuro. Todo el mundo me ve como entrenador del Barcelona, ojalá; no me quiero esconder”, explicó inicialmente.

Y agregó que está esperando su turno: “Me gustaría, lo he dicho muchas veces, pero siempre respetando al técnico actual, Ronald Koeman, y al club, que está en plena competición y le deseo lo mejor”.

Sin embargo, indicó que tiene el camino adelantado para asumir la dirección técnica del Barcelona con directivos que aspiran a tomar el control de la institución.

“Ahora hay unas elecciones y vamos a ver qué presidente sale, pero claro que sí, es una ilusión entrenar al Barcelona, sin ninguna duda”, afirmó.

El ‘Barça’ acaba de ser goleado en Champions por el PSG y no ha rendido de la mejor manera en los torneos locales de España, motivo que tiene en la cuerda floja al holandés Koeman, que no ha conseguido ningún título en el banquillo ‘culé’.

Xavi, por su parte, ha ganado 4 copas en Catar como estratega desde que dirige a su actual equipo.

Además, como futbolista azulgrana, entre 1998 y 2015, fue multicampeón a nivel nacional e internacional, con más de 20 títulos, entre los que se encuentra la Champions League y el Mundial de Clubes.