Como un videojuego. Así es como la mayoría de espectadores describen la experiencia con el nuevo sistema que, además de darle el completo control al usuario sobre lo que ve, ha descrestado a más de uno por la calidad de las tomas que se logran, incluso dentro del campo.

La complejidad radica en que todas las cámaras dispuestas alrededor del campo deben comenzar a grabar al mismo tiempo y al mismo tiempo emiten una cantidad enorme de datos, de por sí difícil de procesar, al ser todas cámaras de alta definición, explica el portal Xataka.

Aunque en otros deportes los avances suelen ser parecidos, como las multicámaras ofrecidas por algunas plataformas para el Mundial de fútbol, lo conseguido durante la cita orbital del rugby solo se puede apreciar cuando se ve con los propios ojos.

El sistema todavía no se usa en todos los encuentros, pero sí en los más importantes como el debut de dos de los favoritos, Nueva Zelanda y Sudáfrica.

Allí se consiguió una toma impresionante de una de las anotaciones de los ‘All Blacks’, como se le conoce al equipo oceánico:

El despliegue mediático también incluye el uso de cámaras en 3D que le otorgan el control al usuario aún en YouTube. En el siguiente video usted mismo puede controlar el punto de vista de uno de los momentos más interesantes de los partidos de la selección neozelandesa: el Haka, un baile maorí con el que siempre se presentan antes de comenzar: