Ómar Pérez se refirió al tema en una entrevista con el también exfutbolista Martín Arzuaga, en la que este le preguntó por las diferencias que tuvo con el técnico uruguayo Gregorio Pérez en Santa Fe.

“A veces uno entrega el máximo y no es del agrado del entrenador; no hay nada que hacer ante eso”, explicó inicialmente.

Y agregó que dio todo de sí por seguir en el ‘expreso rojo’, pero que la situación se le salió de las manos.

“La única que quedaba era seguir entrenándome igual, matarme en los entrenamientos, pero había muy pocas chances”, lamentó.

Acto seguido, apuntó que su deseo es ser timonel de un equipo profesional y que no dará el trato que recibió con sus dirigidos.

“Uno aprende, y como yo quiero ser técnico el día de mañana, sé que esos errores no los puedo cometer. Si a mí no me gusta un jugador, le digo que consiga club; va a ser lo más sano para los 2”, argumentó.

Por último, apuntó que su imagen en Independiente Santa Fe pudo haber hecho que no fueran sinceros con él cuando ya estuvo borrado: “La presión de haber tenido título y que la gente me reconozca como me reconoce, capaz que ellos sintieron esa presión como para no sacarme”.

Pérez tuvo problemas con el también uruguayo Gerardo Pelusso, que terminó renunciando por ese motivo, y luego Gregorio Pérez no lo tuvo en cuenta para jugar.

Ómar Pérez y su conflicto en Santa Fe

En video, las palabras de Ómar Pérez sobre sus diferencias con Gregorio Pérez (minuto 44:27):