Se trataba de Danilo Feliciano de Moraes, de 30 años de edad y quien había disputado un partido de 10 minutos con amigos y familiares en la antesala de la celebración, informó el diario Folha de Sao Paulo.

El joven comenzó a sentirse mal y debió ser trasladado de urgencia al hospital Albert Einstein, pero falleció debido a que le dio otro ataque en el camino.

Según el mismo medio, Moraes había sufrido un suceso similar hace 4 años, también cuando jugaba un partido familiar. En ese entonces, estuvo varios días en observación.

Entre tanto, Cafú, considerado como uno de los mejores laterales derechos de la historia y campeón de los Mundiales de 1994 y 2002, no ha hecho ningún pronunciamiento.