Hace más de un año el mundo se paralizó con la noticia de que Kobe Bryant,  uno de los mayores ídolos del mundo del deporte y del basquetbol, había fallecido junto a su hija Gianna, de 13 años, y otras ocho personas, durante un siniestro aéreo en una colina del Sur de California.

En un principio la Junta Nacional de Transporte de los Estados Unidos (NTSB, por sus siglas en inglés) había afirmado que no hubo fallas mecánicas y que lo ocurrido había sido un accidente, sin embargo, según los investigadores federales, el piloto, Aran Zobayan – que también falleció en el accidente y que tenía aproximadamente 10 años de experiencia- no siguió las pautas de vuelo entre nubes, lo que le causó una “desorientación espacial”.

A pesar de que fue advertido por los controladores aéreos de que volaba “demasiado bajo”, no logró estabilizar la nave, ni alcanzó a declarar emergencia para recibir ayuda, y mientras pensó que el helicóptero ascendía, terminó chocando contra una colina.

El reporte también asegura que hubo “distracciones operativas de su tarea principal de monitorear los instrumentos de vuelo”. Por su parte, un funcionario de la Junta mencionó que:

“El piloto se enorgullecía de estas posiciones, tanto con el cliente como con Island Express. Tenían una buena relación con el cliente y probablemente no quisieron decepcionarlos al no completar el vuelo. Esta presión autoinducida puede afectar negativamente la toma de decisiones del piloto”.

Cabe destacar que Vanessa Laine Bryant, viuda del cinco veces campeón de la NBA, desde un principio aseguró que Zobayan era el único responsable de lo sucedido y otros señalaron como culpable a la compañía del helicóptero.

La nave realizaba un trayecto desde Orange County y tenía que llegar Thousand Oaks, para un torneo en el que participaría Gianna Bryant  y que dirigía la ‘Mamba Negra’ (Bryant). Durante el transcurso de su viaje, el área de Calabasas en California se encontraba cubierta de neblina, pero el piloto tuvo una autorización denominada autorización especial de reglas de vuelo visual.

Además de Kobe y su hija, quienes murieron hace un año en el siniestro, también fallecieron el entrenador de Orange Coast College, John Altobelli, su esposa, Keri y su hija, Alyssa; Sarah Chester y su hija Payton; y Christina Mauser, Christina Mauser, encargada de ayudar a Bryant en los entrenamientos del equipo. Payton y Alyssa, eran compañeras del equipo de Gianna.

Aquí el video completo de la NTSB, sobre las conclusiones de la caída del helicóptero.