“Nosotras siempre vamos a tener esa postura de apoyo y de respaldo hacia el profe Dídier”, dijo a CM& la guardameta Michelle Lugo, quien fuera la capitana de la Selección en el más reciente Mundial Sub-17 en Uruguay. Para ella, detrás de los señalamientos hay envidias y egos:

“Obviamente a todo el mundo le gustaría ser técnico de una Selección Colombia o ser un técnico tan conocido como lo es Dídier Luna”.

La defensora Laura Orozco, otra representante del país en el Mundial de Uruguay, también expresó su apoyo al entrenador en el mismo medio de comunicación: “En lo que yo estuve ahí nunca recibí un acoso sexual o una amenaza, ¡nunca la recibí!”.

Como ellas, varias jóvenes que han sido dirigidas por Luna en las selecciones Bogotá y Colombia subieron videos a Instagram y Twitter con la etiqueta #portubuennombredidierluna, en los que relatan sus vivencias y lo presentan como un hombre “entregado al fútbol femenino y muy profesional”, entre otros calificativos.

View this post on Instagram

#PorTuBuenNombreDidierLuna

A post shared by Por tu buen nombre Didier Luna (@portubuennombredidierluna) on

Es claro que, de llegar a ser ciertos los casos de acoso denunciados, solo un pequeño grupo de las jóvenes pudo ser víctima. No obstante, solo la justicia puede establecer la culpabilidad o no del técnico señalado.