“Me hice unas pruebas en Boca, pero al final las cosas no se dieron (…) como era muy chiquito y flaquito, se hacía difícil”, detalló el mediocampista de la Juventus, en diálogo con Noticias RCN 

La figura del combinado ‘cafetero’ recordó que estuvo en Argentina “por mucho tiempo”, pero que las cosas allá “no se dieron”. “Diosito estuvo ahí conmigo, siempre era fuerte, aunque las cosas eran difíciles y se me cerraron muchas puertas”, indicó en el informativo. 

El ‘panita’ también se refirió a otro de los momentos más duros de su carrera, en el Chelsea, donde llegó como figura y no tuvo el rendimiento físico esperado. “Me encontraba en un mal momento, me di cuenta de que podía tener dinero, pero eso no era la verdadera felicidad”, agregó.  

De las etapas complicadas como futbolista, el jugador del combinado ‘cafetero’, reflexionó que lo hicieron crecer como persona y comprender que “el futbol es una cosa que no dura para siempre, es algo por lo cual hay que trabajar y que en algún momento se va a acabar”.  

Por la coyuntura actual del balompié mundial, el pasado martes, Cuadrado y sus compañeros en la Juventus renunciaron al sueldo de los meses de marzo, abril, mayo y junio; con el fin de ahorrarle al club de Turín cerca de 90 millones de euros.