Los dos han sido condenados por un juzgado de San Sebastián (España) por un delito de “descubrimiento y revelación de secretos que afecta a datos de carácter personal que revelan vida sexual“, según la sentencia hecha pública este martes.

Un tercer exjugador del Eibar, Eddy Silvestre, que supuestamente habría difundido el video, fue absuelto.

Los hechos se remontan a 2016, cuando Enrich y Luna, entonces jugadores del Eibar, grabaron un video sexual en el que aparecían con una joven que pide que no graben al darse cuenta de que la acción está siendo registrada. Pero ellos siguieron haciéndolo.

El video se difundió ampliamente por las redes sociales en octubre de 2016 y la joven presentó una denuncia que ha desembocado en la condena a ambos futbolistas.

No obstante, al tratarse de una pena no superior a dos años, ninguno de los dos tendrá que ingresar en prisión.

Enrich y Luna ya habían pedido disculpas en su momento por su acción en comunicado.

Lamentamos profundamente que una indiscreción de la que no somos responsables haya supuesto que dichas imágenes hayan salido a la luz sin nuestro conocimiento ni mucho menos nuestro consentimiento“, habían asegurado en un mensaje la cuenta de Twitter de Enrich.

En ese mensaje también pidieron perdón “por el daño que pueda suponer la divulgación del video a la imagen de la tercera persona involucrada en el mismo”.