La antioqueña, oro en la prueba de salto triple en Río 2016, y el bogotano, campeón mundial de 20 kilómetros marcha, no estarán por sus compromisos en otras competencias, informó el Comité Olímpico Colombiano (COC).

El principal ente deportivo destacó entre las figuras del país para las próximas justas a Muriel Coneo Paredes, que participará en las pruebas de 1.500 y 5.000 metros planos, y a Jhon Fredy Murillo, que buscará el oro en el salto triple, competencia en la que fue quinto en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Coneo, campeona de los 1.500 metros planos en los Panamericanos de Toronto 2015, buscará también revalidar el oro que se colgó en los pasados Sudamericanos, realizados en Santiago de Chile en 2014.

El artículo continúa abajo

Las justas deportivas serán un nuevo desafío para Colombia, que buscará recortar las diferencias con Brasil, la potencia suramericana, y aumentarlas con los demás países rivales, como lo ha hecho en los últimos tiempos.

Hace cuatro años la cita fue en Santiago de Chile y Colombia fue segundo, lejos del campeón Brasil y delante, muy cerca, de Venezuela y Argentina.

En la cita de 2014, Brasil recuperó el título que había perdido en 2010 cuando Colombia ganó los Juegos de Medellín, algo atípico en la región, porque los brasileños iniciaban con juveniles el proceso que terminó en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Para los undécimos Juegos Sudamericanos se prevé la participación de cerca de 4.000 deportistas de Argentina, Aruba, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guyana, Panamá, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela en medio centenar de disciplinas deportivas.

Será la segunda vez que los Juegos Sudamericanos tengan lugar en Bolivia, ya que en 1978 se celebró en La Paz la primera edición de la competencia conocida entonces como Juegos Cruz del Sur.

Entre tanto, la inauguración en el Estadio Félix Capriles, contará con la participación de aproximadamente 8.000 personas. El espectáculo será de primer nivel y contará con, al menos, diez escenografías que pondrán en escena las expresiones culturales y generacionales del país anfitrión.