En las calles colombianas se volvió a oír el grito de gol y se volvió a disfrutar de un resultado que, pese a no ser victoria, sabía más dulce que amargo por cómo se dio el encuentro.

La narración colombiana del gol, animada como suele ser, reflejó esa emoción que también hizo que el goleador samario terminara en lágrimas.

En el país austral, en cambio, la tristeza no dio campo a muchos comentarios y el sonido ambiente opacó la narración. Los gritos de la celebración colombiana se confundían con los lamentos y las maldiciones de los chilenos que no entendían cómo se les podía haber escapado el triunfo en el último minuto.

“Estos tipos están ahí con un imán dentro del área”, fue de lo poco que atinó a decir el comentarista fuera de describir la jugada.

Este es el video del gol, según los chilenos:

Y si quedaron ganas de oír otra versión, con el pretexto de volver a ver el gol, así se narró en Argentina: