En un texto publicado por Fundéu, señalan que en medios hablados se puede escuchar la lectura inadecuada de la Sputnik V, pues pronuncian el número y no la letra, que es —de acuerdo con la Fundación— como corresponde.

De hecho, apunta que el error a veces se extiende a la forma escrita y cita un par de ejemplos: “Son las primeras 2.000 dosis del fármaco ruso Sputnik 5” o “cerca del mediodía del sábado, continuaba la descarga de las dosis de la Sputnik cinco”.

De hecho, Fundéu cita al portal de Euronews que expone que no se trata del número cinco escrito en números romanos, sino de la letra uve.

Esta letra, señala la Fundación del Español Urgente, representa las palabras vacuna o victoria, así como sus equivalentes en otras lenguas. Es por eso que la lectura adecuada es como si se escribiera “Sputnik uve”.

Error bastante frecuente con la Sputnik V

Andrey Poznyakov, corresponsal ruso de Euronews, expuso que hasta los mismos ciudadanos de ese país tenían líos para pronunciar el nombre de la vacuna adecuadamente. 

“Incluso, aquellos que hablan ruso como lengua nativa, también los periodistas, hemos tenido problemas con la vacuna. Nadie sabía cómo leer la letra latina”, señaló.

Como dato adicional, Fundéu recuerda que la primera parte de la denominación de la vacuna tiene su origen en el primer satélite artificial puesto en órbita, el Sputnik 1. El quinto de los satélites de este programa espacial ruso, lanzado en 1960, es el Sputnik 5; ese sí se lee “Sputnik cinco”.