Según BBC News, el primer aspecto es el narcisismo, porque las personas tienden a centrarse en sí mismas, fantasear con un poder ilimitado y necesitar admiración por parte de los demás.

Luego está la psicopatía, que va de la mano con la manipulación y con el desinterés por los sentimientos de las personas que lo rodean.

Por último, el maquiavelismo es el comportamiento que caracteriza a los individuos que tienen actitudes cínicas y que buscan solamente sus propios intereses.

Asimismo, se ha demostrado que tener bajos niveles de empatía, honestidad y humildad están asociadas con la ‘tríada oscura’. No obstante, un equipo de psicólogos de la Universidad de Western Ontario, en Canadá, sugirió en un estudio que un rasgo que se debe implementar sería el sadismo.

Además, este fue el test que para llegar a esta conclusión:

  1. Me he burlado de las personas para que sepan que yo tengo el control.
  2. Nunca me canso de presionar a la gente que me rodea.
  3. Haría daño a alguien si eso significa que yo tendré el control.
  4. Cuando me burlo de alguien, es gracioso verlo enojarse.
  5. Ser malo con los demás puede ser emocionante.
  6. Me da placer burlarme de la gente delante de sus amigos.
  7. Me emociona ver a la gente meterse en peleas.
  8. Pienso en lastimar a las personas que me irritan.
  9. No lastimaría a nadie a propósito, incluso si esa persona no me agrada.

“El sadismo es interesante porque parece ser distinto a la tríada oscura. Si alguien marca alto en psicopatía, no necesariamente disfruta causarles dolor a otras personas, así que parece ser una rasgo de personalidad por separado”. afirmó Minna Lyons, investigadora de la escuela de psicología de la Universidad de Liverpool.

Finalmente, advirtieron que es solo una herramienta de medición y no se utiliza para dar un diagnóstico, porque hay que tener en cuenta otros factores a la hora de evaluar el comportamiento de una persona.