La investigación fue realizada por la compañía, que desarrolló la vacuna junto con BioNTech; allí hizo pruebas de su dosis y la expuso contra un virus que fue creado en el laboratorio, en el que se unieron todas las mutaciones de la variante hallada en Sudáfrica, conocida como B.1.351.

(Vea también: Diferencias entre las vacunas contra COVID-19 de Sinovac y Pfizer; ¿cuál es más efectiva?)

Vacuna de Pfizer y BioNTech pierde poder ante variante de COVID-19 de Sudáfrica

Los resultados demostraron que todavía hay mucho que analizar para poder controlar el virus; según indicaron los especialistas, la vacuna produce dos tercios menos de anticuerpos ante la variante sudafricana, que se conoció en diciembre de 2020.

Pese a que en casos de pandemia cualquier cifra negativa puede preocupar, los expertos añadieron que los pacientes que recibieron las dosis generaban anticuerpos neutralizantes contra el virus, así que su desarrollo sigue siendo una barrera sólida para protegerse del mismo.

¿Qué hace que la vacuna de Pfizer y BioNTech pierda eficacia contra la variante sudafricana?

“No está claro qué efecto tendría una reducción en la neutralización de aproximadamente dos tercios”; no obstante, para los expertos la cifraes bastante pequeña en comparación con las variaciones en los niveles de neutralización generados por las vacunas contra otros virus”.

Pese a los datos obtenidos, Scott Weaver, director del Instituto de Infecciones e Inmunidad Humana de la Rama Médica de la Universidad de Texas, dijo a CNN que “es probable que la vacuna de Pfizer ofrezca una protección relativamente buena contra esta nueva variante“.

(Vea también: Soldado que se amañó con Eln podría tener síndrome de Estocolmo y es grave)

Además, el experto recordó que todavía hacen falta muchos estudios para determinar los niveles de neutralización que debe tener una vacuna para bloquear la COVID-19.