Las tres personas son las protagonistas de un videoclip que ha causado revuelo las en redes sociales durante los últimos días. Salen bailando guaracha en estaciones de Transmilenio y en buses del sistema de transporte masivo.

La secuencia, que fue publicada en Instagram, comienza en una estación del centro de Bogotá con las protagonistas adelantando una coreografía que —de acuerdo con los comentarios de los usuarios— dejó a muchos hipnotizados.

Luego, el baile de traslada a los buses del sistema, donde, una a una, muestran sus habilidades para el baile. Finalmente, ellas terminan juntas en la estación Suba Calle 100, tendidas en el suelo.

Activismo ‘queer’ en baile de guaracha en Transmilenio

El video estuvo acompañado por un mensaje que deja ver el activismo detrás de la coreografía que se tomó algunas estaciones del servicio de transporte masivo de Bogotá.

En la descripción del material audiovisual dice: “El arte, la visibilización, la libertad y lo ‘queer’ resisten en Colombia y Latinoamérica”.

Además, en sus perfiles de Instagram, las personas que protagonizaron la secuencia se identifican como no binarios o como ‘queer’, es decir, que no se perciben como hombre o como mujer, y pueden identificarse con un tercer género o ninguno.

De hecho, una de las personas que bailó en el video envió un mensaje en sus redes sociales pidiendo mayor visibilidad.

“De alguna forma se expresa y de muchas se vive. “Estamos acá como personas no binarias haciendo nuestra presencia. Si no nos dan un espacio, sencillo, lo tomaremos. 

Este es el video:

Reacciones por baile de guaracha en Transmilenio

Si bien muchos seguidores en Instagram se declararon encantados e hipnotizados por la coreografía, el video también se difundió en otras redes sociales, donde otros no estuvieron de acuerdo con la manifestación.

Entre el reclamo más común está que Bogotá se encuentra en medio de una pandemia y durante el baile nadie está usando tapabocas; además, destacan  que no hay  distanciamiento social entre quienes bailan.  No obstante, los buses del sistema estaban solos y no se ve nadie ajeno a la coreografía acercándose.