La semana pasada, alguno de los 2,4 millones de seguidores que tiene en Instagram la modelo Natalia Garibotto, más conocida como Nata Gata y de 27 años, la alertó sobre el supuesto ‘me gusta’ del papa Francisco en una provocativa foto en la que posa con atuendo de colegiala.

En la imagen, que cuenta con más de 162.000 ‘me gusta’, la brasileña aparece vestida de colegiala, con una camiseta blanca corta que enseña la cintura y una minifalda escocesa, mientras se apoya en una de las típicas taquillas de los estudiantes en los colegios.

La brasileña, que ha sacado provecho de este suceso para ser más popular, contestó irónicamente en TwitterAl menos iré al cielo”.

Garibotto, más tarde, publicó en Instagram un post titulado ‘En el día de hoy fui bendecida’, en el que mostró una captura de pantalla con el ‘me gusta’ del papa Francisco.

Sin embargo, unas horas después su publicación fue borrada y el supuesto ‘like’ de la cuenta @Franciscus también desapareció.

Seguidores de la modelo le recordaron que no sería la primera vez que esa cuenta le da un corazón. Otro se puede ver debajo de un video de playa en el que la sexi modelo promociona una bebida energética. Ambas publicaciones se subieron con un día de diferencia y están seguidas en el Instagram de Garibotto.

Tras la polémica, que fue tendencia en redes sociales, el Vaticano abrió una investigación en estrecho contacto con Instagram para descubrir cómo fue posible que desde la cuenta del papa Francisco se pusiera un ‘me gusta’ a la foto de una modelo, explicaron fuentes de oficina de prensa de la Santa Sede.

Las fuentes vaticanas aseguraron que el ‘me gusta’ no salió de la cuenta del papa Francisco.

El papa Francisco está presente en Twitter e Instagram y sus perfiles son gestionados por personal vaticano. En el caso de la red social dedicada a la fotografía tiene más de 7,5 millones de seguidores