En la grabación, que fue compartida en la cuenta de Instagram del parque, se observa cómo el ternero recién nacido está acostado en el piso y su madre lo protege del ataque de los depredadores. 

En varias oportunidades, la hembra ñu los aleja con los cuernos, pero los mamíferos no se deja intimidar y siguen atacando.

Estos pequeños animales se mueven estratégicamente y cada vez que la madre se da la vuelta para perseguir uno, el otro alcanza a morder y a lastimar a la cría.

En medio del enfrentamiento, la madre golpea accidentalmente al ternero con los cuernos y lo envía a volar unos metros.

De acuerdo con el parque, los turistas se fueron del lugar y no se sabe si la cría sobrevivió al ataque.

“Fue muy inquietante e intentamos mantener la esperanza para el pequeño. No soportamos ver esto y nos alejamos del lugar. Yo estaba llorando”, comentó una de las turistas al mismo medio.