En entrevista con Daily Mail, la joven contó que su esposo se volvió adicto a los videojuegos y por eso la descuidó:

“Él no quería pasar tiempo conmigo, no quería salir y conocer. Yo pasaba el tiempo viendo televisión mientras él jugaba, con los audífonos puestos, en la misma habitación. Me di cuenta de que no tenía por qué sentirme inexistente o rogar por la atención de alguien, así que solicité el divorcio”.

La joven aseguró al medio que, justo cuando atravesaba por esos momentos, ella comenzó a hablar con a Mark Stone, el DJ que había tocado en su boda. Según su relato, él era amigo de su hermana y alguna vez asistió a una reunión que Megan hizo en su casa. Fue en esa ocasión que ella le contó que tenía problemas con su marido.

Ellos siguieron en contacto, y Mark le confesó que si bien él también tenía esposa, ella lo había dejado. Ambos empezaron a chatear a diario y de esta manera se enamoraron. Ahora, ellos esperan continuar con su relación y tener 3 hijos, concluyó el mismo diario.

A continuación puedes ver algunas fotos de la pareja:

View this post on Instagram

You are forever my favorite human -Megan #wearemarkandmegan

A post shared by Mark & Megan (@wearemarkandmegan) on