El hombre está completamente ciego de un ojo, y tiene una visión limitada en el otro, por lo que siempre debe estar acompañado de alguien cuando va al supermercado, incluso en esta época de cuarentena en la que se recomienda a las personas salir a mercar solas, informó Daily Mail.

El británico indicó al medio que si bien intenta ser lo más independiente posible, en ese caso necesitaba la ayuda de su novia; lastimosamente, el personal de Aldi —nombre del supermercado— no lo entendió y lo echó.

“Fue humillante que me gritaran y me dijeran que me fuera, en frente de una multitud que hacía fila”, expresó Lynch al medio, y añadió que en todo momento intentó “tener una discusión razonable con la administración el personal de seguridad”.

En un comunicado, conocido por Daily Mail, la compañía se refirió a lo sucedido y manifestó que aunque alientan a las personas a mercar de manera individual, hay casos excepcionales en los que sus clientes pueden hacerlo en compañía de otra persona.

Asimismo, indicó que se asegurarán recordarle esta política al guardia de seguridad de la sede donde se presentó el caso de Lynch.

Finalmente, señaló que se habían comunicado con el afectado para disculparse “por cualquier molestia que esto pueda haber causado”.