Para clasificar a la medida, los conductores deben haber completado un viaje en los 30 días anteriores al 6 de marzo. Por ejemplo, un conductor de San Francisco que obtiene un promedio de US$ 28,57 por día recibiría hasta  400 dólares en asistencia financiera, mientras que un conductor que gane US$ 121,42 por día podría ser elegible para hasta $ 1.700 dólares, según The Verge. 

Además, la compañía indicó que cada conductor elegible en Estados Unidos recibirá como mínimo 50 dólares, incluso si no ha realizado ni un viaje. Sin embargo, el pago será diferente según el país en el que rija la medida, añadió el mismo medio.

Uber publicó en su blog que la política será efectiva hasta el 6 de abril del 2020, en ese momento volverán a evaluar la situación del virus y harán pública una política de avance. 

Los condicionales que la compañía ha puesto para brindar la asistencia financiera si le han diagnosticado COVID-19 son:

  • El conductor es puesto en cuarentena individual por una autoridad de salud pública.
  • Una autoridad de salud pública o un proveedor médico con licencia le piden que se aísle personalmente. 
  • Uber restringe su cuenta como resultado de la información proporcionada por una autoridad de salud pública de que le han diagnosticado o ha estado expuesto a alguien diagnosticado con COVID-19.

Los documentos necesarios para acceder a este “subsidio” son:

  • Documentación de un proveedor médico con licencia o autoridad de salud pública con un diagnóstico de COVID-19.
  • Una orden de un proveedor médico con licencia o una autoridad de salud pública que requiere que se autoaisle.