Perseverance logró enviar sus primeras fotografías de alta resolución, una imagen que muestra el interior del cráter de Jezero, donde hace miles de millones de años había un río y un lago, y otra captura de una sus ruedas sobre la superficie rocosa de Marte.

Una de las preguntas que nos vamos a plantear primero es si estas rocas son volcánicas o tienen por origen un sedimento“, explicó la subdirectora de proyectos científicos de la Nasa, Katie Stack Morgan.

Las rocas volcánicas tienen la particularidad de su edad puede ser datada con una precisión muy alta, una vez que las muestran sean traídas a la Tierra, en una misión en el futuro, lo cual es prometedor desde el punto de vista de la ciencia planetaria.

Las primeras imágenes que llegaron fueron “muy emocionantes, nuestro equipo se volvió loco”, contó la jefa de sistemas de la operación, Pauline Hwang. “El equipo de ciencia inmediatamente comenzó a mirar las rocas y darle al zoom para decir: ‘¿qué es eso?’. No podría haber sido mejor“, resumió.

Las dos primeras imágenes difundidas el jueves poco después de que la nave se posara en Marte fueron fotos de baja resolución en blanco y negro.

En los próximos días, la NASA espera tener más imágenes de alta resolución y videos, pero todavía no se sabe si se logró con éxito captar sonidos de Marte utilizando los micrófonos con los que está equipado Perseverance.

El video del amartizaje de Perseverance está en camino

“Lo mejor está por venir”, trinó una de las cuentas de la misión, mostrando una foto que hará parte del video completo del amartizaje de Perseverance, que todavía está siendo recibido y procesado.

La foto hace parte de la secuencia de los últimos 20 metros del descenso, cuando los ocho motores de la nave trabajaban para frenar la velocidad de caída. “Se puede ver el polvo levantado por los motores del vehículo”, comentó Adam Steltzner, el jefe de ingeniería de Perseverance, que estimó que la foto captura un momento cuando la nave se situó a dos metros del suelo.

En ella también se aprecian tres cables paralelos, que son frenos mecánicos, y un tercer cabo curvo, que es una sonda para transmitir datos de la cámara para el dispositivo. Cuando el vehículo tocó el suelo, los cables de 6,4 metros de largo se cortaron, lo que le permitió un descenso independiente.

En tanto, otra imagen publicada, que fue tomada por la sonda MRO desde la órbita marciana, capturó un momento del descenso de Perseverance justo antes de posarse. En la fotografía se puede observar la protección de la cápsula diseñada para entrar en la atmósfera y el paracaídas supersónico.