Por medio de un tuit, la empresa le informó a su audiencia que va a buscar otras alternativas para situar los íconos que se ubican en la parte superior de los enlaces de ‘search’, conocidos como ‘favicons’.

Los cambios entraron en vigencia hace una semana y hacían que la identificación de los anuncios fuera menos precisa, por lo tanto las personas creían que más resultados eran anuncios.

Lo que pretendía Google era alinear los resultados de búsqueda en el escritorio de la misma manera en que se muestran en dispositivos móviles, pero quedó claro que esto también tuvo como efecto hacer que fuera más difícil distinguir entre resultados pagos y no pagos, indicó The Verge.

La empresa también lanzó una declaración más formal de por qué realizó los cambios iniciales; en ella dijo que: “Los editores web también nos han dicho que les gusta tener su iconografía de marca en la página de resultados de búsqueda. Si bien las primeras pruebas de escritorio fueron positivas, siempre estamos incorporando los comentarios de nuestros usuarios. Estamos experimentando con un cambio en los ‘favicons’ de escritorio actuales, y continuaremos iterando en el diseño con el tiempo”, publicó el mismo medio.

A partir de las 2:00 p.m. del pasado viernes, Google ya comenzó a experimentar con la eliminación de ‘favicons’.