López le dijo a la periodista que espera que en la fase uno de la campaña los bogotanos se vacunen “al ritmo de Israel o más”, es decir a 10.000 personas al día o más.

Asimismo, confirmó que sí hay personal que se encargue del proceso, a diferencia de la situación en unidades de cuidados intensivos (UCI), donde dijo que “estamos casi al tope del personal médico que hay en Colombia” y que, por más que se instalen más UCI, no habría quién las opere.

Para hacer esto masivo no podemos tener solamente puestos de vacunación solo en hospitales. Sería muy poquito y se nos armaría un cuello de botella”, indicó la mandataria bogotana.

“Vamos a tener muchos más sitios habilitados para poder hacer vacunación. Pueden ser colegios, pueden ser coliseos. Puede ser Corferias”, detalló.

El secretario de Gobierno de Bogotá, Luis Ernesto Gómez, también había dicho que parte de la vacunación podría hacerse a domicilio, principalmente en casos de adultos mayores a los que no es conveniente exponer a asistir a un lugar para poder recibir su dosis.

López también confirmó que, según lo ha previsto el Ministerio de Salud, “quien ya le haya dado COVID-19 no se debe vacunar“, considerando que ya tiene anticuerpos. “Quien no le ha dado no tiene anticuerpos y está expuesto a la enfermedad”, indicó.

Este es el segmento de la entrevista en el que López menciona los detalles sobre la vacunación: