Ese medio de comunicación fue directo con el político paisa y le preguntó si cree que ganará la presidencia dentro de tres años. Fajardo no vaciló al evaluar ese escenario, se mostró confiado con el resultado y acotó: “En el 2022 nos va a ir muy bien, por supuesto que vamos a ganar”.

El excandidato presidencial dejó su apartamento en Medellín, se mudó a Bogotá desde hace unas cuantas semanas y le confirmó a Semana que esa decisión va de la mano con sus objetivos políticos en las elecciones regionales de este año y las próximas presidenciales.

“Tengo mi casa en Medellín y me hace falta mi ciudad, pero desde Bogotá quiero articular todo nuestro trabajo en el país para las elecciones regionales de 2019 y al mismo tiempo empezar a organizar todo nuestro trabajo para el 2022”, manifestó Fajardo.

El exalcalde de Medellín también se refirió a lo preocupado que está al revisar cómo ha transcurrido la presidencia de Iván Duque en este primer año. “Duque nunca había conducido un proceso y no lo está haciendo (…) Yo creo que Duque es una buena persona y eso no es despectivo, creo que deben gobernar buenas personas, pero no tiene rumbo, estamos en un mar de incertidumbres, ha estado atrapado alrededor de su partido el Centro Democrático”, aseguró el líder del movimiento Compromiso Ciudadano.

Por último, Fajardo explicó por qué suele ignorar las críticas que desde hace varios meses emite contra él el senador Gustavo Petro. “No me van a ver insultando el señor Petro así me insulte todos los días. ¿Tengo que salir a responderle a todos los insultos? No lo voy a hacer. Él no ha podido todavía digerir que no ganó la segunda vuelta y considera que la responsabilidad es mía. No me mortifico por eso”, concluyó Fajardo.