La revista Semana presenta la versión del testigo que dijo haber negociado con dos abogados, uno de ellos el controvertido Diego Javier Cadena Ramírez, una falsa declaración para hundir al senador Iván Cepeda por el presunto delito de manipulación de testigos.

En ese sentido, el semanario preguntó en 11 ocasiones cómo y en qué términos se habría acordado amañar una declaración concertada entre él y los abogados Diego Cadena y Samuel Arturo Sánchez Cañón, otro defensor de exparamilitares.

“Porque las ‘hermanitas de la caridad’ estaban dando plata”, comentó Vélez en relación a los casi 40 millones de pesos que dijo haber recibido a través de terceras personas, y que los abogados de Uribe Vélez aseguraron que se trataba de una ayuda humanitaria.

“Los recibos se los mostré a la Corte. Los abogados dicen que eso fue humanitario, pero no es verdad; ahora ellos son los abogados de la caridad. Querían hacerme firmar un papel diciendo que había sido una beneficencia. Yo les dije: no les voy a firmar eso. Uno no es pendejo, he sido bandido”, añadió el testigo en el revelador video de Semana.

De hecho, Vélez confirmó a la revista que en el camino se quedaron otros 60 millones de pesos que serían entregados por el abogado Rodolfo Echeverry, el hombre que supuestamente habría hecho las consignaciones, y que de eso tiene evidencia la Corte Suprema de Justicia.

Pese a que el testimonio de alias ‘comandante Víctor’ tiene peso jurídico, también existe la duda sobre si está o no extorsionando a la defensa del expresidente Álvaro Uribe, tal como lo revelan algunos audios interceptados por analistas de la Fiscalía y que fueron divulgados por La W Radio hace 3 semanas.

“Ellos pueden decir lo que quieran, son abogados, pero están mintiendo. De qué venganza, de qué extorsión; si fuera así, extorsión, mire, en este lapso que se ha dado para ponerme una demanda por extorsión”, manifestó Carlos Enrique Vélez a Semana.

Asimismo, el testigo dijo que estaría dispuesto a someterse a una prueba de polígrafo para desmentir eso de que es un mentiroso.

“Esto se había ensayado, pero muy rápido se volvió como una melcocha con tanta publicadera y tanta joda”, agregó el testigo al semanario.

Las declaraciones de Vélez tienen a la defensa de Álvaro Uribe trabajando en cárceles de Colombia y Estados Unidos buscando versiones a favor del expresidente, que es investigado por los presuntos delitos de soborno y fraude procesal.