En esos contenidos, que ocultó recientemente debido a esta polémica, el estadounidense mostraba cómo él y sus pupilos perseguían y acosaban sexualmente a diferentes mujeres en la llamada ‘ciudad de la eterna primavera’, informó El Colombiano.

Summers, que también ya puso privadas todas sus redes sociales, había publicado en YouTube “una especie de documental titulado ‘Medellín Immersion’”, en el que, según el diario, el hombre calificaba a las colombianas “como sumisas, con mejores cuerpos y más dispuestas a la sexualidad que las norteamericanas”.

Telemedellín indicó que en en la primera parte de ese documental, el ‘youtuber’ daba su teoría, refiriéndose a las paisas con palabras despectivas. Luego, “llevaba a sus alumnos a la práctica. Sus escenarios fueron centros comerciales y universidades, donde muchas mujeres fueron grabadas sin su consentimiento“.

De acuerdo con El Colombiano, en una de las grabaciones, Summers le explicaba a cada uno de sus alumnos que debían poner en práctica la “charla de atracción”, algo que él describía como “una conversación liviana y alegre en camino a tu apartamento para mantenerla a ella en un estado de aventura; que sienta emociones agradables y no esté pensando muy lógicamente”.

Colectivos feministas como Bolívar en Falda y Wikigrillas pusieron el caso en conocimiento de la Secretaría de la Mujer, que ya está trabajando para “abrir un proceso” con autoridades judiciales, señaló el rotativo.

Esos colectivos también crearon una campaña llamada ‘Medellín is not your bitch’ (Medellín no es tu perra) para alertar a los ciudadanos sobre este mezquino curso de conquista.

A continuación puede ver el informe de Telemedellín, donde se evidencia el acoso de Summers y sus alumnos, y la incomodidad que les causaba a sus víctimas: