Blanquicet contó, en entrevista con Vicky Dávila en Semana, que luego de que el presidente Iván Duque le respondiera con la pregunta “¿De qué me hablas, viejo?”, vino una arremetida por parte del equipo de seguridad presidencial en la que uno de los policías lo agredió.

Cuando estaba en el forcejeo con los escoltas, el periodista aseguró que apareció Karen Abudinem, consejera Presidencial para las Regiones, y que fue ella la que intercedió para que lo soltaran ya que desde un principio él se identificó como reportero.

“Antes de abordar una camioneta, Karen Abudinem me pide que no publiquemos las fotos. Me dice: ‘Qué posibilidades hay de no publicarlas y hacemos una entrevista con el presidente, exclusiva, y de lo que tú quieras conversamos. Y borra las fotos’, le dice al fotógrafo”, aseguró Blanquicet en la entrevista.

El profesional también dijo que antes de la orden de la funcionaria “un policía ya le había dicho que borrara las fotos o le quitaban la cámara”, exigencia a la que él se negó argumentando que la decisión de publicar o no el material la debía tomar el medio para el que trabaja.

“Karen, de alguna manera, también intentó que eso sucediera (borrar el material) […] pero hay que destacar que la doctora Abudinem me pide disculpas por lo que pasó”, agregó el denunciante.

Blanquicet entregó esta misma versión en W Radio, y el periodista Félix de Bedout se preguntó “con qué autoridad” la funcionaria va a exigirle que borre el material y no lo haga público.

“Yo lo interpreto como que le pusimos un punto negro al evento que hubo, porque para qué negarlo, pero fue un buen evento”, dijo.

Por el momento no se conoce un pronunciamiento de la funcionaria sobre el grave señalamiento del periodista, aunque el director de El Heraldo, Marco Schwartz, explicó en La W que luego del altercado dialogó con el presidente Duque ​y que el trato siempre fue con respeto hacia la labor del periodista.