La decisión judicial cobija al exfuncionario, que renunció a su cargo en los últimos días, a los tres contralores auxiliares y a los alcaldes municipales de Jardín, San Carlos y La Pintada, que habían sido detenidos por estos hechos; además del gerente del hospital de Copacabana y una particular.

En la audiencia, el juez de garantías cuestionó las pruebas que presentó la Fiscalía contra los detenidos y por eso consideró que no hay argumentos para dictarles medida de aseguramiento y que permanezcan en prisión durante la investigación; es decir, seguirán vinculados al proceso.

Así lo dejó ver la determinación judicial, citada por Noticias RCN:

“El juzgado encuentra que la Fiscalía no cumplió con la exigencia constitucional de la inferencia razonable, no acreditó la existencia de las conductas punibles atribuidas, hizo manifestaciones de conductas que nada tienen que ver con el proceso y no hubo argumentación clara y concreta”.

El procurador y el fiscal delegados para el caso ya anunciaron que apelarán la decisión, pues una de las cosas que permite esa decisión es que los alcaldes investigados puedan continuar con sus periodos de mandato, así como los funcionarios podrán volver a sus cargos, a excepción de Zuluaga, que ya tiene un reemplazo en la Contraloría, aseguró Semana.

Entre tanto, cabe recordar que Zuluega y los demás imputados deben responde por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, concierto para delinquir, tráfico de influencias, prevaricato, celebración de contratos de manera indebida, entre otros; y se les fueron incautados bienes por 13.000 millones de pesos.