Una madre desesperada llegó hasta las puertas de Medicina Legal para reclamar el cuerpo de Yeimi Sofía Vega, quien sería una de las menores de edad que murieron en el bombardeo en Calamar, Guaviare, con el fin de atacar al frente de ‘Gentil Duarte’, cabecilla de las disidencias de las Farc, operativo que dejó diez muertos y tres capturados, según el reporte oficial.

La mujer se identificó como Luz Amparo Merchán Ruiz y llorando asegura que están negando que había menores de edad, aunque hace poco el Ministro de defensa, Diego Molano, los catalogó como “máquinas de guerra”, luego de que Holman Morris denunciara el fallecimiento de estos jóvenes.

El video fue compartido por Ricardo Ospina, periodista de Blu Radio, y allí la mujer expresa que no le entregan el cuerpo de su hija fallecida en esta operación militar en el que ya se confirmó la muerte de otra menor de edad.

Estoy reclamando a mi niña, de 15 años. No sé por qué niegan que no había menores de edad. No lo oculten, acepten la realidad“, dice la mujer que tuvo que viajar desde Cachicamo, zona rural de San José del Guaviare, con los pocos recursos económicos que tiene.

(Vea acá: Chats de menor muerta en bombardeo de Guaviare con profesor que la reportó como reclutada)

La desolada madre asegura que se enteró de la muerte de su hija porque vio “unos letreros en los que aparece su nombre“, que es menor de edad y se había escapado de su casa hace dos años. Esos mismos fueron los que compartió el senador Roy Barreras.

La madre de Yeimi Sofía Vega contó que la niña estaba estudiando cuando que no volvió a su casa y que “como pobre que yo soy le doy lo que necesite“; además, advirtió que de donde ella proviene “no hay ni profesor, ni niños estudiando en este momento. No hay médico. No hay nada“, expresó.

Este es el audio en el que la mujer clama para que le entreguen los restos de su hija.

¿Cómo fue reclutada esta menor de edad por las disidencias de las Farc?

En diálogo con Semana, la madre contó que a pesar de las carencias económicas la niña, que es la segunda de cuatro hijas que tiene, se escapó de un día para otro por irse con otro joven.

“Una noche se me voló. Yo le dije hasta mañana Dios la bendiga y al otro día no apareció, yo empecé a buscarla con el novio por la región, pero nadie me daba razón. Pensé que se había para otra parte, pero no estaba segura que estaba allá”, relató.

Desde ese momento no supo más de su hija y solo hasta que vio su nombre en el listado de las posibles víctimas del bombardeo del Ejército contra ‘Gentil Duarte’, cabecilla de las disidencias de las Farc, fue que empezó el calvario para poder reclamar su cadáver, que oficialmente no ha sido declarado por Medicina Legal, aunque ella asegura que sí lo tienen en esta institución.

“La doctora miró y dijo sí acá está, toca que traiga los papeles, registro civil y todo para demostrar que usted es la mamá y reclamar el cuerpo”, contó Luz Amparo.