El comandante de la Policía Metropolitana de Bogotá dijo que ambos ciudadanos están en sus hogares, en sus labores cotidianas. “Aquí no hay un tema de retención, no hay un tema de desaparición”, destacó el oficial, que agregó que la institución se comunicó con ellos este miércoles.

El general aseguró que las detenciones de los 2 ciudadanos en carros particulares se ajustaron a lo que establecen las normas. No obstante, reconoció que hubo algunas fallas de procedimiento, pues una de las detenidas fue dejada en medio de la vía, en lugar de ser llevada a un CAI de la institución.

En ese sentido, Penilla dio a entender que las recientes manifestaciones, que ya van a completar 3 semanas, están afectando la confianza de los ciudadanos en la Policía.

“Estamos llegando a unos niveles de susceptibilidad muy altos. Llevamos varias semanas dentro de unas jornadas de protestas sociales sobre las cuales no estábamos acostumbrados […] estamos ante una situación que permanece día a día y es algo que constitucionalmente está garantizado. Nosotros, como Policía, debemos acompañarlas y protegerlas, pero también debemos dar una respuesta al ciudadano del común”, señaló.

Penilla fue enfático en decir que “no todo procedimiento de la Policía tiene que ser objeto de algo oscuro o susceptible de que se le ponga el tinte de que hay algo que no corresponde. Ténganlo por seguro, el policía no actúa siempre llevando el lado negativo; está actuando de acuerdo a unas normas que están establecidas”.

Así pues, el general les pidió a los periodistas que estaban en la rueda de prensa que se fijen “unos límites de comportamiento” y que no se “cuestione todo lo que hacen nuestros policías”, pues, según él, se está afectando al Estado de Derecho.