Rueda Chávez, mototaxista de oficio, habló con Zona Cero luego de que por una foto que publicó El Heraldo este lunes lo acusaran de haberle robado el reloj al vigilante Javier Peña, cuando este se encontraba moribundo en el piso y era auxiliado por un policía.

El joven asegura que vio esa imagen en el periódico y que inmediatamente se reconoció, pero cuál sería su sorpresa al encontrar que allí lo señalaban de algo que no cometió: “Vileza en medio de la desgracia”, decía el titular.

“Me sentí mil veces peor que los que mataron al hombre. Me sentí la peor basura del mundo. Me sentí culpable de que por prestar un servicio que me nació del corazón me señalaran de ratero, de lo peor”, contó el joven al medio regional.

Rueda aseguró que hasta su mamá lo “regañó” por lo que se decía de él, y que en la calle lo llamaban el “robamuerto”. Esto, dijo, lo afectó psicológicamente al punto de que optó por encerrarse en su casa y no salir de allí por temor a que la Policía lo capturara o a que lo “estuvieran buscando por cielo y tierra”.

Contó, también, que para el momento de los hechos estaba haciendo una carrera, y que al pasar por el local de giros vio al vigilante en el piso y a varias personas que estaban mirando. Fue ahí, según dijo en Zona Cero, cuando se acercó al policía que aparece en la foto para brindarle ayuda, ya que tiene conocimientos en primeros auxilios desde cuando estuvo en el Ejército:

“Yo me acerco y le digo: ¿Le tomo el pulso al señor para ver si está bien? A lo que llegó ahí, el señor ya no tiene pulso. Le ruedo el reloj y se lo bajo para tomarle el pulso. Y yo le digo que ese man ya estaba muerto… yo le ayudé a quitar el chaleco, porque él (policía) no podía… es ahí cuando la víctima suspira y ya”, aseguró Rueda, y agregó que hasta lo ayudó a subir a la patrulla.

Esta misma versión la entregó el policía John Barraza, el que aparece en la foto, que desmintió a través del portal La Otra Verdad que Rueda le hubiese intentado robar el reloj al vigilante.

“Fue el primer ciudadano que me ayudó a prestarle los primeros auxilios. Manifestaron que le estaba quitando el reloj, pero no; él desabrochó el reloj, lo subió hacia el antebrazo y le tomó el pulso. Fue uno de los que me ayudó a quitarle el chaleco antibalas al señor”, dijo el patrullero en el medio regional.

Así las cosas, el joven mototaxista espera que se aclare la situación y se limpie su nombre, pues siente temor de que le pueda pasar algo y pide que ojalá la familia de la víctima se entere de lo que realmente pasó.

Esta es la entrevista completa que dio Rueda en Zona Cero: