La mujer le dijo a Semana que ella y su familia tienen miedo de que les hagan daño, pues alguien grabó su vehículo cuando ya estaba en patios; no sabe qué puede suceder cuando les entreguen la furgoneta, dedicada a transporte de carga.

No queremos que nos pase nada, somos una familia chiquita, que salimos adelante, me queda claro que ese muchacho no salió con intenciones de hacerle daño a nadie. Tanto el ciclista como él cometieron un error y ya”, dijo.

La vocera de la familia propietaria también habló del conductor. Dijo en el medio que él es un joven huérfano, que se crió con sus hermanos. Era de la confianza de los dueños y, según la entrevistada, nunca les había dado un problema de esta magnitud.

La persona ahorita [el conductor] está muy asustado, teme por su vida. Es una persona joven, una persona, como vuelvo y repito, que no tiene padres. Para nosotros es una persona que nunca nos dio ningún problema”, manifestó.

Agregó que cuando la Policía consiguió los datos del conductor causante del trágico suceso, que terminó con la vida del vigilante de unos 53 años, él dio su ubicación para que las autoridades lo buscaran.

“La Policía, en ningún momento, armó operativos para buscarlo. Jamás”, aseguró la mujer, que además señaló en Semana que el video del accidente, publicado a continuación, tuvo que ser filtrado por las autoridades o el concesionario, pues, dice ella, eran los únicos que tenían la pieza audiovisual que hasta provocó la indignación de Egan Bernal.

Los propietarios manifiestan que viven un drama propio por este accidente que sucedió el viernes 9 de octubre, pero del que se supo hasta este domingo. Por lo mismo, pidió a la gente no haga ataques en redes sociales hacia ellos o el conductor, que quedó libre poco después de ser detenido, sin antes saber lo que realmente sucedió.

“Sé que la familia [del ciclista] pasa por un momento muy difícil. Una pérdida insuperable, pero es justo que escuchen a la otra persona sin atormentar a nadie en redes sociales”, concluyó.