Después del traumático hallazgo, los familiares de Jairo Acosta y los trabajadores de la funeraria quedaron preocupados ya que el hombre por el que fue cambiado —en un aparente error— murió, presuntamente, por coronavirus, informó Noticias RCN.

Yuleidis Acosta, hija del fallecido, le dijo a ese medio que le entregaron el cuerpo y que por los protocolos de bioseguridad no podía ver los restos. No obstante, cuando el cuerpo iba a ser preparado en la funeraria, su esposa se dio cuenta de que no era su pareja.

“Tenía bigote y cabello largo y canoso. Mi esposo no tiene cabello”, señaló Luz Marina Melo, la pareja del fallecido.

Al darse cuenta del hecho, los familiares de Acosta fueron a la clínica y, después del reclamo, les entregaron a su familiar.

Riesgo de contagio con COVID-19

Sin embargo, la familia recibió una noticia que los preocupó aún más. El informativo señala que los allegados de Acosta estuvieron expuestos a una persona que, al parecer, murió por COVID-19.

“Era un paciente COVID y tenía la ropa de mi esposo”, agregó la pareja del fallecido.

Finalmente, la familia Acosta pudo despedir a su ser querido, pero les quedó la preocupación ante el posible contagio con el virus.

Noticias RCN señala que intentó tener la versión de la clínica por el hecho, pero asegura que no hubo respuesta.

Por su parte, Hoy diario del Magdalena señaló que el episodio ocurrió en la Clínica Cehoca.

En ese medio también habló Yuleidis Acosta y aseguró que en la clínica no les dan explicación de cómo pudo ocurrir algo tan grave con el cuerpo de su padre.

“Llegamos a pensar que mi papá estaba vivo porque el cuerpo que nos llevamos era el único que había fallecido. Hemos pasado por este dolor ya dos veces y la verdad es muy triste y engorroso que ocurra una situación así y que la clínica se quiera escudar en los protocolos del COVID-19 para entregarnos un cuerpo que no era el nuestro”, concluyó.