El analista golpea una y otra vez las decisiones del jefe de Estado en materia de paz con el Eln, el manejo de la crisis humanitaria del sur del Cauca, las objeciones a la JEP, la política exterior y el desbalance de la estabilidad interna del país para conducir a los colombianos hacia una constituyente.

“Inflamado el ambiente y alborotado todo, el Centro Democrático pretende en ese río agitado que se convoque una constituyente en la que restablecerían el articulito para que Uribe ejerza el mando, ya no en cuerpo ajeno”, advirtió Bejarano en el periódico.

No obstante, el columnista está seguro de que una bomba de tiempo está a punto de detonar en el sur del país, después de 18 días de minga, aunque aclara que mientras escribía la columna el paro indígena se mantenía en pie.

Hace pocas horas, el gobierno y los manifestantes llegaron a un acuerdo para levantar el bloqueo a la vía Panamericana.

No obstante, Ramiro Bejarano no desaprovechó la oportunidad para decirle al gobierno que “ya es hora de que Duque entienda que no puede seguir entregándoles el país a sus consejeros como Francisco Barbosa y Karen Abudinen, ambos conversos, cerebros de toda esta avalancha que ya se salió de cauce, ni gobernando como si Colombia fuera una finca uribista donde todo se maneja a gritos del capataz”, subrayó en el periódico.