Según cuentan los familiares del condenado a Semana, él no ha podido establecer comunicación con nadie durante ese tiempo, ni tampoco puede conversar con sus compañeros de reclusión puesto que no hablan español, lo que lo llevó a hacer la solicitud.

“Siento tristeza por la situación de él. No alcanzo a imaginar cómo puede ser estar preso en un lugar donde no tienes acceso ni comunicación con nadie, donde no es tu país. La situación de él debe ser terrible”, dijo una de las parientes de Osorio al medio.

Además, la mujer contó que el hombre se encuentra bajo condiciones precarias y en aislamiento debido a su estado de salud, por lo que no ha podido trabajar. “El sistema carcelario de ese país es muy estricto respecto a tener produciendo a sus reclusos”, añadió.

“Su salud ha estado bien complicada. Según nos ha informado el Consulado de Colombia él ha tenido un preinfarto, problemas de riñones y columna, y por esto no ha podido trabajar”, agregó la familiar, que contó que Osorio es artista y se fue para China diciendo que iba a una feria de negocios con empresarios del arte.