En una de las estrofas de la canción, Yersey Tami se refiere al crimen del comerciante Camilo Castellanos, de 22 años, que fue asesinado en un centro comercial de Bucaramanga el martes, dijo el comandante de la Policía de esa ciudad, el general Manuel Vásquez, en Blu Radio.

En el rap se escucha:

Me llené de ira, no podía pensar, sabiendo que a su casa se llegaba a acostar/
Estaba sediento, quería adrenalina, a mí cualquiera no viene, mi familia me conspira/
Llegué y lo busqué, lo tomé sentado, no recuerdo exactamente, por rabia estaba cegado/
Otro tipo intentó arrebatarme, no tuve otra opción, tuve que dispararle/
Entonces yo hui quería salir de ahí y que me juzgue mi Diosito pero tenía que ser así.

En la canción, el homicida aseguró que se iba entregar a las autoridades. No obstante, el general Vásquez dijo en la emisora que el confeso asesino, que ya ha enfrentado cargos por violencia intrafamiliar, hurto y tráfico de sustancias estupefacientes, no ha comparecido ante la justicia por este crimen.

Por ahora, las autoridades siguen analizando videos de las cámaras de seguridad que registraron el recorrido que hizo el rapero cuando estaba huyendo, después de cometer el crimen.

A continuación, la canción donde Yersey Tami confiesa.