El joven habló con El Heraldo sobre los hechos que sucedieron dentro del gimnasio Cuadrilátero, y se identificó como Edwin Andrés Riascos, aunque el medio dice que su nombre deportivo es Geovanny Bermúdez.

Riascos aceptó, en la entrevista, que él es uno de los cuatro deportistas que se quedó viviendo en el sitio luego de que cerrara sus puertas por el aislamiento obligatorio, pero negó haber sido el que mató a los gatos a golpes, como se denunció en redes sociales.

“A mí me acusan porque yo saqué a los animalitos a la puerta del gimnasio y otro compañero es el que los bota al otro lado, pero en realidad no existe ningún video donde se me vea golpeándolos como si fueran tulas de boxeo”, aseguró el deportista, y dijo que como hay un video donde se ve cuando sacan a los animales muertos, entonces “toda el agua sucia” se la están tirando a él.

De hecho, Noticias Caracol publicó parte del video en donde se observa a un hombre que saca una caja de cartón y la lanza a otro predio del barrio La Concepción. Allí iban los dos animales muertos.

Riascos contó en El Heraldo que los gatos, la mamá y sus tres hijos, vivían en el gimnasio y eran consentidos de los boxeadores, y aseguró que el día de los hechos “los gaticos aparecieron muertos y parecía como si los hubieran envenenado, porque estaban espumeando por la boca, en ningún momento estaban maltratados”.

Frente a la explicación que dio el joven, el medio regional lo interpeló sobre por qué los animales fueron hallados con signos de maltrato y ensangrentados, y su respuesta fue que se “sorprendió” al verlos en ese estado en la foto que se compartió en redes con la denuncia.

El caso ya está en manos de la Policía, pues Riascos dijo que él se presentó ante las autoridades junto con el otro boxeador acusado.

El administrador del gimnasio también se pronunció, en un video, y dijo que se enteró de lo sucedido por la denuncia, ya que el sitio no estaba abierto al público. Lo mismo hizo el dueño, Sergio Chams, que aseguró en el noticiero que estas personas fueron expulsadas de allí.