Arturo Calle reapareció públicamente este jueves, a través de una entrevista que tuvo con Vicky Dávila para la revista Semana. La periodista le preguntó al empresario si le gustaba la política, pero él aseguró que la respetaba a la distancia, no para ejercerla.

En su respuesta, Calle sorprendió a los espectadores de la entrevista y a la propia conductora confesando que, en caso de que él fuera candidato presidencial, le daría un cargo bastante importante a Dávila.

“Respeto la política, respeto los gobiernos, pero no soy político. Opino cuando son cosas donde se puede opinar en bien de un país, pero política para ser negativo, eso no me gusta. Siendo negativo le estamos haciendo un daño al país. Si les va bien a los políticos, nos va bien a todos. Si yo fuera político, ya sería candidato a la presidencia de este país y tú serías ministra o vicepresidenta”, le dijo el empresario a la periodista.

Ella se divirtió con la idea que le planteó Calle, y luego de un par de carcajadas apuntó: “Estoy bien estoy bien”.

En la entrevista, el empresario analizó varios temas de la actualidad nacional. Por ejemplo, sobre la alcaldesa Claudia López, Calle tuvo palabras de admiración y respeto para ella, aunque le pidió que avisara con más tiempo de anticipación cuando vaya a decretar una cuarentena y que sea más cercana al empresariado.

Por otra parte, el líder empresarial insistió en que Tomás Uribe no quiere ser presidente de Colombia y que los uribistas que tanto lo quieren ver en el tarjetón de las elecciones del 2022 deberían hacerse a la idea de que eso no sucederá.

Durante los últimos días, Calle también fue noticia por el generoso regalo que le dio a una familia que vivía en un furgón, en el sur de Bogotá. El empresario les regaló una vivienda a una mujer llamada Karen García, su pareja y su hijo de nueve meses.