Con el fin de reducir las tasas de contagio en la capital del país, la alcaldesa Claudia López anunció que, a partir de lunes 21 de diciembre, se implementará nuevamente el pico y cédula en establecimientos de adquisición de bienes y servicios, así como en puntos de atención de entidades públicas. La medida se extenderá hasta el 15 de enero.

Así lo confirmó mediante un comunicado la Alcaldía de Bogotá, que también hizo énfasis en que solo una persona por núcleo familiar está autorizada para efectuar compras.

“En las últimas dos semanas ha aumentado la velocidad de contagio, porque mucha gente está bajando la guardia. Hemos tratado de tener una enorme conciencia y acompañamiento a las familias y al comercio, pero no podemos relajarnos. Si no tomamos medidas adicionales, vamos a terminar pasando un fin de año amargo y no es eso lo que queremos”, apuntó López.

¿Cómo funciona el pico y cédula en Bogotá?

El Distrito señaló que, a partir de las 00:00 del 21 de diciembre, los días impares no podrán salir aquellas personas cuya cédula termine en número impar. Los días pares quedan vetados para los ciudadanos que tengan cédulas terminadas en número par.

Quedan exceptuados de la medida los trabajadores de la salud y quienes laboren en servicios funerarios y farmacias. Sin embargo, para trámites notariales o bancarios en que se requiera la presencia simultánea de dos o más personas también habrá excepciones.

“Este es el momento de mantenernos en el autocuidado, por favor todo el que quiera tener una reunión con sus padres el 24 y 31 de diciembre, debe estar aislado; los que más se están contagiando son los mayores: mamás, papás, tíos y abuelos. Por eso les recordamos siempre el uso permanente del tapabocas, el distanciamiento, lavado de manos y el aislamiento voluntario. Así podremos pasar todos una feliz Navidad y un feliz Año Nuevo sin tener nada que lamentar”, concluyó la mandataria distrital.