“Tenemos entre 15 y 20 víctimas”, dijo el vicegobernador de Texas, Dan Patrick, a Fox News.

Por su parte, el presidente Donald Trump escribió en Twitter que los primeros reportes no son alentadores ya que hay “muchas” personas asesinadas.

El alcalde de El Paso, Dee Margo, informó a CNN que había “tres sospechosos bajo custodia”.

“Hoy, la comunidad de El Paso ha sido golpeada por un acto de odio y violencia demente”, declaró el gobernador de Texas, Greg Abbott, en un comunicado.

Pasado el mediodía, la policía de El Paso tuiteó: “Alerta tiroteo, manténganse lejos del centro comercial Cielo Vista, la situación está aún en desarrollo”.

Una hora después, reiteró que el evento seguía “en desarrollo”. “Hemos recibido mucha información sobre la presencia de varios tiradores”, agregó, declaración que recoge AFP.

Una mujer que se dirigía a hacer compras a la tienda Walmart del centro comercial le dijo a Fox News que había escuchado “como fuegos artificiales” mientras buscaba un lugar para estacionar. “Me dirigí a la salida”, contó.

“Vi a un hombre con una camiseta negra y pantalones de camuflaje que llevaba lo que parecía un rifle, apuntaba a la gente y disparaba directamente a ellos, vi a tres o cuatro cayendo al suelo”, continuó.

La televisión estadounidense mostró a los cuerpos de seguridad apostados en el área.

La delegación de Dallas de la Agencia Federal para el Control de Armas, Explosivos, Tabaco y Alcohol (ATF) anunció que se desplazaba al lugar para ayudar a la policía de El Paso.

En Estados Unidos los tiroteos son habituales. El martes, dos personas murieron y un policía resultó herido en otra tienda Walmart en Misisipi.

El domingo tres personas, incluido un niño de seis años, murieron por los disparos de un hombre de 19 años que abrió fuego en un festival gastronómico en Gilroy, California, al sur de San Francisco.