5 de los 44 lesionados, en su mayoría ciudadanos chinos, son atendidos en el hospital de la ciudad por diferentes lesiones, entre ellas fracturas en las costillas, aunque están estables, publica South China Morning Post.

“De acuerdo con las etapas iniciales de la investigación, el incidente fue causado por un corte de energía que dañó los equipos electrónicos en la sala de control de la piscina, lo que provocó que las olas se volvieran demasiado grandes e hirieran a las personas“, dijo en un comunicado el alcalde Longjing, citado por ese medio.

El parque cerró la piscina mientras se termina la investigación, luego de que se viralizara el video del momento exacto en que una ola gigante azota a las personas que están dentro de esta. Las personas que están afuera gritan y corren de pavor, huyendo del agua, explica el mismo diario.

Los rumores dicen que un trabajador operó los controles de manera incorrecta, pero en realidad fue un problema con el equipo“, dijo un empleado del parque a South China Morning Post.

A continuación, el video del lamentable accidente: