La disputa ocurrió en Melbourne, luego de que Anning no se mostrara ni un poco conmovido con las 49 víctimas mortales que dejó la brutal masacre en la ciudad de Christchurch, publica el diario local News.

Un reportero de un periódico de Melbourne estaba entrevistando al senador, cuando de repente un joven le rompió un huevo en la cabeza. Sorprendido, reaccionó de manera violenta y empezó a golpearlo en la cara. El adolescente iba a responderle y ahí fueron separados por otras personas que estaban en el lugar.

Sin embargo, otro percance se vivió segundos después. De acuerdo con News, el activista de extrema derecha Neil Erikson lo lanzó al piso y lo estaba ahorcando. Además, gritó a otros de sus compañeros que “eliminaran” al manifestante y a los reporteros.

El joven Will Connolly fue detenido e interrogado por agentes de seguridad del recinto antes de ser llevado por la policía, pero más tarde fue puesto en libertad sin cargos en espera de nuevas investigaciones, explica el rotativo australiano.

El primer ministro de Australia Scott Morrison criticó los comentarios del senador de Queensland, al igual que los dos lados de la política y los medios de comunicación, finaliza el mismo medio.