Los parques operan con normalidad y el aparato está inmovilizado“, dijo una fuente, según la cual la escalera mecánica está en reparación.

Falsa alarma, las fuerzas de seguridad confirman que no hay amenazas“, dijo el sábado a media noche el ministerio del Interior, desmintiendo los rumores que corrieron por Twitter.

Conformemente a su protocolo de seguridad, el parque, situado a unos treinta kilómetros de París, decidió confinar a los visitantes mientras se investigaba lo sucedido.

Algunas personas resultaron heridas en el momento de las corridas que generó el miedo a que fuera un ataque terrorista.

El complejo de Disneyland Paris, el principal destino turístico privado de Europa, ha recibido más de 320 millones de visitantes desde su apertura en 1992.