La policía local informó que no hubo disparos y no se encontró ningún arma en poder del conductor, un joven de unos 20 años y que iba a bordo de una camioneta negra, con la cual destruyó varios locales comerciales.

Algunos videos publicados en redes sociales muestran a gente dentro del centro comercial que sale corriendo para protegerse del vehículo que circulaba erráticamente por el corredor principal del primer nivel del Woodfield Mall y haciendo chirriar los neumáticos.

El vehículo se detuvo luego de estrellarse contra una columna, sin provocar atropellos ni víctimas, según ha señalado la Policía de Schamburg.

Algunos testigos dijeron a medios locales que el conductor lucía “aturdido y confundido” cuando fue detenido por los agentes sin oponer resistencia.

Bob Thomas, un ejecutivo del diario Chicago Tribune, estaba en el centro comercial cuando ocurrió el incidente y escuchó la alarma sonar, a la vez que una persona por los altavoces señalaba que se había registrado un incidente y pedía a las personas que abandonaran el recinto.

Thomas dijo que no obstante no había nadie del personal de seguridad del centro comercial informando a la gente sobre qué hacer. “Fue un poco caótico“, señaló al diario local.

El centro comercial fue evacuado y el público instado a evitar el área, hasta que las autoridades terminaron de revisar los estacionamientos.

La Oficina Federal de Investigaciones de Chicago informó que colabora con la investigación, pero recalcó que “no hay amenaza para la seguridad pública”

Así se vivió el momento de pánico en el centro comercial: