Los aspirantes a la presidencia estadounidense intercambiaron insultos cuestionándose mutuamente sus capacidades en una noche tensa y caótica, a 35 días de las elecciones presidenciales.

El debate, que comenzó sin un apretón de manos entre ambos cuando subieron al escenario, simbolizó la profunda división en el país, pese a que esto se debió a las restricciones por la pandemia de COVID-19.

Trump sacó a relucir su carácter temerario y esto le permitió hacer ver que por momentos sometía a su rival y lo obligaba más a responder sus ataques que a desplegar sus propias capacidades. Un juego al que sabe jugar bien y que quedó plasmado en cinco momentos clave de la confrontación.

Acusó a Biden de ser “socialista”

El candidato demócrata no de dejó ver desencajado, pero no pudo evitar salir de su discurso calculado y reposado para desestimar los ataques. Cuando Trump lo relacionó con ideologías de izquierda, él respondió afirmando que “todo el mundo sabe” que Trump “es un mentiroso”.

Intentó llevarlo a que tartamudeara

El mandatario interrumpió constantemente a Biden y lo corrigió varias veces. Incluso el moderador Chris Wallace le pidió que dejara hablar a su oponente, ante lo cual Trump increpó al periodista: “Parece que estoy debatiendo contigo, no con él, pero no me sorprende“.

Ya irritado ante esta situación, Biden le espetó: “¿Te vas a callar, hombre?”, pero Trump siguió con su táctica orientada a desestabilizar a su oponente, que era tartamudo cuando niño y a veces se traba brevemente al hablar.

“No hay nada inteligente en tí”

Biden puso en duda que hubiera una vacuna para el coronavirus antes de las elecciones y aseguró que mucha gente morirá si Trump “no actúa de forma inteligente”.

“Nunca uses la palabra ‘inteligente’ conmigo. Nunca uses esa palabra. Porque, ¿sabes qué? No hay nada inteligente en ti, Joe. En cuarenta y siete años (en cargos públicos) no has hecho nada“, le respondió Trump, al acusar a su rival de graduarse con la nota “más baja o casi más baja de su clase”.

Acusó a su hijo de corrupción

Trump también preguntó por qué la mujer del alcalde de Moscú supuestamente le dio al hijo de Biden, Hunter, 3,5 millones de dólares, ante lo que Biden aseguró que es “mentira”. “No quiere contestar porque sabe que sé la verdad”, agregó el mandatario.

El exvicepresidente de Barack Obama intentó desviar el tema diciendo que Trump hablaba de su familia para no hablar de lo que necesita el pueblo estadounidense, pero Trump volvió a agitar las sospechas cuando aseguró que Hunter “fue expulsado del Ejército sin honor“, ante lo que Biden volvió a protestar diciendo “no es cierto” y luego agregó: “Es difícil hablar con este payaso… Perdón, esta persona”.

Luego explicó que su hijo “tuvo, como mucha gente, un problema con las drogas”, pero dijo que ya “lo ha superado, lo ha solucionado”. “Ha trabajado en ello y estoy orgulloso de él”, afirmó.

Por un tapabocas

El presidente incluso criticó a Biden por usar mascarilla para protegerse de la COVID-19 todo el tiempo: “Tengo mascarilla, tengo una aquí mismo, pero no la uso como él, que cada vez que lo ves tiene una mascarilla. Puede estar hablando, a 200 pies (unos 60 metros) de distancia y lleva la mascarilla más grande que hayas podido ver“, aseguró Trump.

Biden, por su parte, defendió que las mascarillas “hacen una gran diferencia”: “Él (Trump) ha sido totalmente irresponsable en la forma en la que ha manejado el distanciamiento social y la gente con mascarillas, básicamente animándoles a no hacerlo. De acuerdo entonces. Es un tonto”, sostuvo el exvicepresidente.