En entrevista con el canal Newsmax, Donald Trump consideró que la presencia de la Guardia Nacional en Mineápolis (Minnesota) y Washington llevó a estas ciudades a la calma, luego de varios días de protestas, tanto pacíficas como violentas, luego de la muerte de George Floyd.

“En este momento, creo que la nación realmente necesita ley y orden, porque hay un grupo malo de personas que está usando la muerte George Floyd, y están usando a muchas otras personas para tratar de hacer cosas malas”, expresó el presidente estadounidense a ese canal desde la Casa Blanca.

Trump culpó a los alcaldes y gobernadores demócratas de permitir la violencia en las protestas, que con el paso de los días se convirtieron en anarquía y destrucción.

“Tomamos ese desastre total, y trajimos a la Guardia Nacional. Nos ocupamos de eso, y ahora es muy bueno. Si miras esa área, es muy bueno”, exclamó Trump y agregó: “Una vez que pasaron por tres días de infierno, tuve que decir: ‘Hay que traerlos dentro’. Una vez que entraron, fue como un cuchillo cortando mantequilla, fue muy fácil”.

El polémico mandatario reconoció en Newsmax que Estados Unidos necesita tiempo para sanar, refiriéndose a los casos de racismo que llevaron a esa explosión social, pero dejó claro que para ello no permitirá la violencia.

Necesitamos curación, pero también necesitamos fuerza y ​​necesitamos resistencia, y necesitamos ley y orden”, finalizó Trump en el mismo medio.