Esa noche del pasado 6 de diciembre, la temperatura descendió a los 9 grados centígrados y el hombre, de 38 años, se fue a dormir con solo una camisa de manga larga y una pantaloneta, informó Asia One.

Prasarn no pudo resguardarse del frío porque su casa estaba a medio terminar (no tenía puertas ni ventanas) y no contaba con calefacción, indicó el portal asiático.

Al despertar en medio de la noche, la niña vio a su padre acurrucado del frío y lo arropó con una de las cobijas que él le había cedido, señaló el mismo medio y agregó que, en la mañana, ella intentó despertarlo, pero él ya había muerto por hipotermia.

Aunque el tailandés tenía una hija mayor, de 14 años, ese día ella se había quedado en la casa de un pariente, reportó Asia One.

El portal no dio detalles sobre qué pasará con las hijas de Prasarn; tal vez, ahora estarán a cargo de la mamá, que estaba divorciada del hombre.