El caso sucedió en la ciudad de Puebla, México, reporta Vanguardia, en el que el presunto ladrón habría tratado de robarle la bicicleta al púgil de turno.

El relato del ciudadano, recogido por el medio, narra que él dejó la bicicleta recostada contra un ventanal, sin seguro, mientras entregaba un paquete, cuando vio que dos manos que no eran las suyas se posaron sobre el manubrio.

Un segundo más tarde, el hombre ya estaba a punto de arrancar cuando la víctima de robo le lanzó una de las cajas que estaba entregando, que lo alcanzó a detener.

Luego, el ladrón permaneció medio acuclillado cuando el dueño de la bicicleta no lo pensó dos veces y le asestó una patada en la cara con unas botas de punta de acero, que lo mandó a dormir.

Después, el hombre sacó su celular, tomó la foto y la publicó en Twitter, y muchos le reclamaron que probablemente el ladrón no estaba armado, a lo que el hombre respondió: “Pues, esto uno no lo sabe. De entrada es un ladrón, por definición es peligroso ¿Y si va armado? ¿Y si son varios? ¡Yo no sé pelear formalmente! ¿Y si nadie me ayuda?”.